Dueños de Propiedad Pueden ser Responsable por Condiciones Inseguras

Ser dueño e invertir en propiedadas puede ser un negocio lucrativo. Algunos inversionistas compran una propiedad, la arreglan, y luego la venden por una gran compensación. Otros compran la propiedad, y la rentan a los residentes o a otros negocios, colectando dinero por el uso continuo de la propiedad. Por último, están los propietarios que viven en o ejecutan un negocio fuera de la propiedad de su propiedad, sin la intención de vender o alquilar la propiedad para el beneficio adicional.

bulldozer-2-1481462En Illinois, no importa cómo los propietarios usan sus propiedades, deben tener un cuidado razonable para garantizar que la propiedad está libre de condiciones peligrosas. Cómo define la ley sobre un cuidado razonable, en parte, depende de las circunstancias, pero por lo general se requiere que un propietario realice las inspecciones necesarias, haga las reparaciones oportunas a condiciones peligrosas que se señalan o son reportadas, y advertir a los clientes de las condiciones peligrosas que existen en la propiedad.

Cuidado razonable también requiere que los propietarios reparen y adviertan huéspedes de condiciones peligrosas del dueño de la propiedad debe tener en cuenta, incluso si él o ella que pretende no tener conocimiento previo de un riesgo dado.

Si un propietario no actúa con un cuidado razonable, y un invitado o cliente se lesiona, la ley de Illinois permite a los huéspedes demandar para recuperar los daños y una compensación por sus lesiones. Los casos de esta naturaleza se denominan generalmente en Illinois como “casos de responsabilidad”, aunque no es raro escucharlos ser llamados como casos de “resbalones y caídas”.

Casos de Responsabilidad de las Premisas en Illinois

En casos de responsabilidad de las premisas, la parte perjudicada tiene derecho a recuperar daños y perjuicios por los gastos directos de su bolsillo, como la pérdida de salarios y la disminución de las ganancias futuras. La ley de Illinois permite también de los daños no económicos, que incluyen el dolor y el sufrimiento y la angustia emocional. Los daños no económicos también pueden ser recompensados a una persona por su pérdida de placer en la vida. La Corte Suprema de Illinois ha declarado que no existe un límite en los daños no económicos.

Hay un sinnúmero de formas en que un huésped puede ser herido que pueden dar lugar a un caso de lesiones personales. En los restaurantes, bares o supermercados, un cliente puede lesionarse porque los empleados no logran limpiar un derrame peligroso en el momento oportuno. En una tienda, un cliente puede lesionarse debido a un estante de la ropa es inestable o porque la nieve y el hielo fuera de la tienda se deja sin tratar. En la zona común de un edificio de apartamentos, un residente puede lesionarse debido a un mal funcionamiento de la puerta de entrada, focos quemados no son reemplazados, o una batería de alarma de humo no se prueba y cambia regularmente.

Los propietarios también deben tener un cuidado razonable cuando se actualiza una propiedad. Esto requiere que toda demolición y reparaciones sean realizadas por profesionales autorizados de conformidad con las normas de seguridad aceptadas. Cuando un propietario incumple esta obligación, él o ella puede ser responsable no sólo a los huéspedes de la propiedad pero a otros en la vecindad también.

Un Ejemplo Reciente de una Situación Posible de Responsabilidad de las Premisas

Según un artículo de prensa reciente, una situación como esta se produjo en Philadelphia hace varios años, cuando un edificio vacío estaba siendo demolido como parte de un esfuerzo para reconstruir una franja de propiedades. Mientras que el trabajo se está realizando en el edificio, una pared de la propiedad compartida con una tienda de segunda mano del Ejército de Salvación se derrumbó, y varios empleados y compradores quedaron atrapados entre los escombros. Siete personas murieron como consecuencia del accidente, y otro perdió ambas piernas y ha requerido 31 cirugías desde 2013.

Como resultado del accidente, dos contratistas involucrados en la demolición fueron declarados culpables de homicidio involuntario y ahora sirven tiempo en prisión. Uno fallo en emplear prácticas de demolición estándar, y el otro opero la maquinaria pesada mientras tomando narcóticos por razones médicas. Las demandas civiles también han sido presentadas por los familiares que perdieron a sus seres queridos cuando el edificio se derrumbó.

¿A Usted o un Ser Querido sido lesionado en Propiedad Ajena?

Muchos propietarios se preocupan más por ganar dinero que mantener un ambiente seguro para sus huéspedes. Colectan renta pero escatiman cuando se trata de hacer reparaciones. Algunas de estas reparaciones son cosméticas, pero otras son necesarios para la seguridad de los que caminan dentro y fuera de la propiedad cada día. Los abogados de Moll Law Group creen que mediante haciendo a propietarios responsables de sus acciones, más luces son reparadas, los detectores de humo son actualizados, y mas derrames son limpiados. Sabemos que al ayudar a maximizar su compensación por sus lesiones, juntos estamos haciendo edificios de envejecimiento de la zona de Chicago más seguros para todos. Para una consulta gratuita, llame a Moll Law Group al (312) 462-1700.